jtemplate.ru - free Joomla templates
Avikar230x200
OfficeMax230x200

Tweets@upata288

Parse Error: Specification mandate value for attribute data-aria-label-part
04:38PM Nov 23
Parse Error: Specification mandate value for attribute data-aria-label-part
04:38PM Nov 23

Tú en el Guardarropas

organizar-el-guardarropa150Uno vive pensando en lo concreto, en lo que está. La gente se desvive por ver una imagen, sentir olores, reconocer volúmenes, y la verdad es que optan por lo más fácil: referirse a, dar con, hablar de lo que resulta obvio. Lo complicado es lo no obvio.

Cada vez que abro el guardarropas y veo trajes colgados, ya no pienso en trajes como tales sino en ausencias. Un traje colgado es lo que evoca, la otra cara de una realidad que supones constreñida a límites precisos y que de súbito no tiene fin. Un traje abrazado a su perchero es como los zapatos en la estantería o las pantuflas debajo de la cama, consisten en vacíos que se llenan con cuerpos reales o imaginarios, por lo general soñados, ansiados, prestos a ocupar el espacio que esas prendas conforman a modo de guante listo para que la mano entre.

Read more...

Sí, el cine

"En mi pueblo, cuando éramos niños, mi madre nos preguntaba a mi hermano y a mí
 si preferíamos ir al cine o a comer con una frase festiva: «¿Cine o sardina?».

Nunca escogimos la sardina "
Guillermo Cabrera Infante

 

A Yeriani Suárez Manrique, mi hija
que todavía habita el planeta de la niñez.

 

Cine Bolívar Upata 1950Para esa época Upata era del tamaño de mi dedo pulgar, pequeñita, pero tenía más de doscientos años de fundada y menos de diez mil habitantes. Las calles signaban sus nombres tomando la clásica composición del fresco independentista venezolano y se acomodaban a la vieja pero útil cuadricula española, la misma que en el año de 1762 le sirvió a los frailes capuchinos catalanes para suscribir el acta de fundación de la ciudad.

Read more...

Tia Manuelita innombrada

Antigua Iglesia San Antonio 1947Yo no había oído hablar nunca de esos tíos. El nombre de tía Manuelita, al menos, no lo pronunciaba nadie. Muy jovencita, parece que había “metido la pata”. Ello terminó con el nacimiento de una niñita, Mercedes Margarita, que murió al cabo de pocos añitos a consecuencia de un mal incurable (la primera de mis hijas lleva ese nombre en tributo a tía  Manuelita y a su hija desaparecida). Creo que la echaron de la casa, pero tía Mercé, la mas tierna y próxima de todas las hadas madrinas que jamás nadie haya tenido, se la llevó con ella hasta el triste desenlace de esa primera etapa de su vida. Con la bendición de tía Mercé, se fue a la montaña con un nuevo compañero que parecía quererla mucho.

Lo cierto fue que no pasó mucho tiempo sin que mamá convenciera a los recién llegados tíos de que debían casarse, lo que hicieron en la Iglesia principal del poblado.

Tráfico

Visitas Hoy:32
Visitas totales:58484

Visitor IP : 54.87.60.7 Visitor Info : Unknown - Unknown Sunday, 23 November 2014 12:16

We have 8 guests and no members online

Background Image

Header Color

:

Content Color

: