jtemplate.ru - free Joomla templates

Municipio Piar

El hombre que fotografía «cadáveres» de aviones

aviones-fotografia-180El fotógrafo alemán Dietmar Eckell ha recorrido el mundo en busca de restos de accidentes aéreos en los que nadie falleció



Por desgracia, hablar de un accidente aéreo es casi sinónimo de hablar de una catástrofe con decenas de muertos y heridos. Sin embargo, muchos de estos percances se saldan con un final feliz en el que lo más grave que hay que lamentar es la pérdida del aparato.

aviones-fotografia-510
Durante varios años, el fotógrafo alemán Dietmar Eckell ha recorrido algunos de los lugares más remotos del planeta en busca de los restos de quince aviones que nunca llegaron al destino previsto. Para localizar los escenarios en los que toma sus fotografías, Eckell se sirve de foros y webs especializadas en aeronáutica e, incluso, de Google Maps.

Una vez que se traslada al lugar del accidente, el fotógrafo charla con pilotos locales para conocer más acerca de la historia de cada una de esas aeronaves abandonadas tras sus accidentes, tal y como podemos leer en el blog «Fotokobu», donde hemos descubierto esta apasionante historia.

La principal característica del trabajo de este fotógrafo es que los relatos tienen un final feliz, ya que a pesar de la aparatosidad y las dificultades para acceder a los lugares donde se produjeron estos siniestros todos los pasajeros fueron rescatados con vida.

Los bosques canadienses, las aguas de Hawaii, el interior de Alaska o el desierto del Sahara son algunos de los escenarios que ha visitado este intrépido alemán en busca de «cadáveres» de metal.

Ahora, Eckell ha decidido mostrar los restos de estos aviones junto con sus milagrosas historias en un libro titulado «Happy End». El fotógrafo pretende editarlo a través de una campaña de financiación colectiva (crowdfunding), con la que ya ha recaudado más de 30.000 dólares. A juzgar por la belleza de sus fotos, el resultado puede merecer mucho la pena.

bitacoras.com

 

 

250 Upata

ban-250-517x66

Las ciudades tienen tantos gramos de certezas como toneladas de subjetividades. Fundadas en tal fecha, la iglesia aquí, la plaza allá, la casa de gobierno más allá, el mercado por aquél lado, la escuela y el hospital en el punto exacto, el cementerio en la periferia. Todas estás son certezas, referencias materiales que van cambiando con el tiempo. Lo intangible es otra cosa, este habla del carácter de la gente, sus tradiciones, la manera como se relacionan con su entorno, y está sujeta a tantas interpretaciones como el número de quienes se acercan a descifrarla.

Upata llega a los 250 años de fundada en un momento estelar de la humanidad, el tiempo de las comunicaciones globales, el de las fronteras difusas y el imperio de lo digital. Nunca como hoy las posibilidades de comunicar y comunicarse han sido tan diversas y efectivas. Se ha roto la vieja y aburrida formula del emisor-receptor. En todas partes hay una cámara fotográfica a la mano, se envían datos y voz a la velocidad de la luz. Luego, todos pueden comunicar, dejar testimonio de un momento. Vale decir, la realidad tiene las patas cortas, como dicta el refranero popular.

Read more...

Tráfico

Visitas Hoy:9
Visitas totales:58878

Visitor IP : 54.81.53.224 Visitor Info : Unknown - Unknown Friday, 28 November 2014 04:56

We have 3 guests and no members online

Background Image

Header Color

:

Content Color

: