Lunes, 25 Julio 2016
Búsqueda personalizada

Actualidad

Nace la Biblioteca Digital del Patrimonio Iberoamericano

biliotecairtual 19-2Casi 136.000 recursos digitales aportados por las Bibliotecas Nacionales de Brasil, Chile, Colombia, España y Panamá, de todo tipo de materiales, como dibujos, fotografías, partituras o recursos sonoros conforman la Biblioteca Digital del Patrimonio Iberoamericano (BDPI) presentada hoy en Madrid.


Leer más...

LAS PALABRAS Y LOS SUEÑOS

 

palabrasysuenos150Las lenguas tienen mucho de cambiantes, nunca terminan siendo un peso muerto o un fósil atrapado en el reloj. Una lengua es un misterio, pero también una respuesta. Es incertidumbre y es hallazgo.

   No hay cosa más extraña que cualquier lengua sobre la faz de la Tierra. Ellas son el mago y la chistera y de ahí saltan todos los conejos que usted pueda imaginar. A menudo se piensa que el español, pongo por caso, anda por ahí con la cara muy lavada, con la piel olorosa, sin arrugas, sin acné, idéntico a sí mismo. Nada más alejado de lo verdadero. No es que sepa bastante de asuntos como éstos, pero la vida me ha enseñado a mirar ciertas cosas al revés, a buscarles cinco patas a los gatos, y en las nochesde un idioma, créanme, lo cierto es que muchos, muchos gatos no son pardos.

Leer más...

MI AMIGO ESCRITOR

ninos-felices170Alberto Manguel escribió unas líneas que Camila y Daniel suscriben a cada instante: “los niños saben algo que la mayoría de los adultos han olvidado: que la realidad es todo aquello que nos parezca real”. Lo anterior produce un lamento y una tristeza. El lamento es que una frase lapidaria como esta genere tan poco eco en nosotros, es decir, esos adultos, esos bichos raros en los que nos transformamos, y la tristeza, pues la tristeza es la ocurrencia de tal metamorfosis.

    Tengo un amigo que siempre le busca cinco patas a los gatos. También es escritor (los escritores son unos buscadores incansables, me da la impresión) y entonces usted lo ve oteando el horizonte con ojos de felino al acecho nada más que por hallar la sabia que subyace a este artificio con que bañamos el mundo, a este orden tan pulcro, tan aséptico, tan cargado de adultez que hemos construido desde hace tanto y al que nos lanzamos de cabeza.


Leer más...