Jueves, 23 Febrero 2017
Búsqueda personalizada

Actualidad

EL OTRO JACK

lectcafe155Hay libros que nos gustan de cabo a rabo, pero éstos son la minoría. Lo común es hallar escritos-mosaicos irregulares: nos atrapa buena parte de lo que hay en ellos, pero también muestran lunares, manchas, zonas oscuras cuya existencia termina desalentándonos con fuerza.

Una tarde en Maracaibo miraba pasar la vida en un café del centro. Como las mesas estaban repletas, alguien se acercó, saludó y pidió ocupar un sitio junto a mí. Era un señor entrado en años, calvo, de lentes, con los dientes amarillos por la nicotina. Yo leía, tenía en las manos algo de Cynthia Ozick, recuerdo bien. Entonces lanzó a quemarropa algo más o menos así: “también suelo acercarme a estos lugares y leer, sólo que a estas alturas leo lo que me da la gana y lo que me da la gana es justamente lo que me da placer”. Lectura y hedonismo, claro está. Me gustó lo que el recién llegado ponía sobre el mantel.

Leer más...

Envejecer, para qué?

lafoto150La gran batalla por alcanzar estadios de belleza ideal se está dando a nivel celular. Mueren por millones y a cada minuto, las células. Ellas son las responsables del deterioro de la piel, de la multiplicación de las patas de gallina.

Ante semejante tragedia, alguien tenia que hacer de ella, una oportunidad. Por eso, los productos destinados al contorno de ojos y las cremas antiarrugas «son los más vendidos», en farmacias y casas de cosmética. La lucha contra el paso del tiempo está resistiendo «las embestidas de la crisis» y los productos destinados a ella se están adquiriendo en gran medida. Algunas de las firmas beneficiadas de esta coyuntura son «Sisheido, Lancaster, Kanebo, Estee Lauder, Clarins y Clinique», observan los especialistas.

Leer más...

Anita Acevedo de Castro y el periódico “El Alba”

Anita Acevedo CastroAnita y Henriqueta Acevedo Castro, de los cincos hermanos, fueron, las que mantuvieron una tesonera y constante labor periodística en las columnas del periódico El Alba, que abarcó desde 1922 hasta 1942 veinte años después, cuando cesó la publicación.
En ese trabajo tuvieron la ayuda inicial de su prima Nico Casado Alcalá, su colaboradora durante muchos años, hasta que casada ésta con Don René Viso Sucre, quedaron las dos hermanas solas al frente de tan importante empresa periodística.
El Alba fue durante cuatro lustros, la antorcha de la cultura en Upata, albergue generoso de escritores y poetas, medio de divulgación local insustituible. El escritor guayanés Rafael Pineda escribió con ese motivo una de las mejores crónicas en la que se refiere justicieramente “al empeño y la tenacidad de Anita Acevedo Castro, de hacer, en compañía de su hermana (Henriqueta) y su prima Nico, una labor de ilustración colectiva”.

Leer más...